La constante búsqueda del desarrollo sostenible pasa por el uso de energías verdes y un menor consumo energético a nivel mundial, estos conceptos no deben estar reñidos con el confort y la calidad de vida, si no todo lo contrario. Es por eso que se inició la investigación y desarrollo de las roturas de puente térmico en poliamida.

Hasta hace poco las ventanas se fabricaban completamente en aluminio. El aluminio es un material altamente conductor, por lo que transmite el frío y el calor dentro de las viviendas.

La poliamida es un material con un bajo coeficiente de transmisión térmica, a la vez que presenta unas condiciones mecánicas excepcionales.